+
También

Tabletas adelgazantes


¿ES TODO REALMENTE ORO QUE ESE LUCCICA?


Comprarlos es fácil: los herbolarios, las farmacias, pero también los supermercados ofrecen varios productos que prometen ayudar en la difícil tarea de perder peso.
Estas tabletas, que se anuncian en cualquier lugar y pueden ser compradas convenientemente por cualquier persona sin receta, son principalmente adyuvantes. Que significa simple, estos son productos que ayudan a aquellos que, por necesidad o por razones estéticas, desean encontrar la forma perfecta, pero es bueno tener en cuenta que deben estar asociados con una dieta equilibrada y una actividad física constante. Este último, además de ser saludable, demuestra ser esencial para mantener las telas elásticas y para reafirmar, evitando la flacidez antiestética.
Antes de comprar cualquier producto o confiar en una dieta recortada de una revista (¡incluso peores dietas de bricolaje!), Sería bueno contactar a su médico o, alternativamente, visitar a un dietista. Una cosa es tener que perder los dos kilos en los que nos encontramos después de los atracones de Navidad, otra es luchar contra la obesidad, que desafortunadamente resulta ser uno de los problemas de salud más graves del mundo.
Dado que la responsabilidad y el sentido común siempre deben ser lo primero, siempre es bueno confiar en productos de calidad, preferiblemente naturales y libres de químicos.
La pérdida de peso asociada con un estilo de vida saludable y activo está ganando, pero sobre todo es constante en el tiempo. Siga adelante para ayudar a las tabletas para adelgazar si es seguro y aprobado por el médico en ese momento, pero sin olvidar revisar su dieta (tratando de no exagerar las tentaciones) y moverse al menos media hora al día

EL BUEN SIGNIFICADO ANTES DE TODO



Comencemos de inmediato con un consejo: asegúrese siempre de la seguridad del producto que desea comprar. La regla básica a tener en cuenta al comprar productos adelgazantes es siempre aplicar principalmente a farmacias o, como máximo, herbolarios. Obtenga asesoramiento y opte por el producto más adecuado para sus necesidades, asegurándose de que sea un producto notificado por el Ministerio de Salud. Para estar seguro de la seguridad del producto en cuestión, asegúrese de que el nombre esté contenido en la lista específica en el sitio web ministerial www.salute.gov.it.
En primer lugar, es bueno hacer una distinción entre las píldoras de dieta y aquellas que se definen ampliamente (y erróneamente) como píldoras de dieta, cuando en realidad son suplementos. Estos últimos están disponibles en casi todas partes, incluso en el supermercado debajo de la casa, a diferencia de las píldoras adelgazantes reales para las cuales es necesaria la receta médica. Las píldoras adelgazantes reales no son dulces para ser ingeridos de manera totalmente descontrolada, pero su consumo requiere una dosis específica que solo puede identificarse después de un examen cuidadoso por parte del médico y / o dietista.
Estos son medicamentos con efectos secundarios que no deben pasarse por alto. Desafortunadamente, ahora los medios de comunicación han impuesto cánones de belleza en los que la delgadez ocupa el primer lugar en el ranking, aunque esto no siempre es sinónimo de belleza ni de salud.
La industria logra conquistar al público al referirse nuevamente a la imagen mencionada, proponer modelos estéticos a veces hasta el límite, confiando en el deseo de acercarse cada vez más a esa imagen. Incluso en estos casos, los aspectos negativos se manifiestan pronto, tanto es así que se han comercializado productos que son absolutamente perjudiciales para la salud. Se han prohibido muchas píldoras de dieta, especialmente aquellas basadas en sibutramina y efedrina, porque los efectos secundarios incluyen hipertensión, taquicardia y palpitaciones. En algunos casos, incluso nos encontramos con anfetaminas.
Así que no olvidemos ser cautelosos. Se conocen casos de tabletas adelgazantes que, entre los efectos secundarios, incluyen pérdida de memoria, malformaciones neonatales e incluso ideas suicidas.

Tabletas adelgazantes: EL MERCADO DE ORO PARA PRODUCTOS Adelgazantes



Ahora veamos cuáles son las tabletas para adelgazar legales en el mercado, recordando que la compra es posible solo después de la presentación de una receta médica válida.
En primer lugar, encontramos aquellos basados ​​en orlistat (como Xenical). Estas son tabletas que actúan actuando sobre la absorción de grasa, pero no están completamente libres de contraindicaciones y efectos secundarios como incontinencia, flatulencia, urgencia fecal y excrementos aceitosos.
Qnexa es otro medicamento, recientemente terminado en el centro de atención por una larga serie de efectos secundarios bastante graves. Después de ser retirado del mercado por orden de la Administración de Alimentos y Medicamentos, el fabricante ha llevado a cabo una nueva investigación para leer mejor los problemas derivados de su contratación. Por lo tanto, este medicamento no se recomienda para mujeres embarazadas o cualquier persona que planee un embarazo.
De hecho, entre los ingredientes presentes en Qnexa encontramos anfetaminas (cuyo uso temporal está aprobado para la pérdida de peso), pero también un antiepiléptico (para dar sensación de saciedad) y otra sustancia perteneciente a la familia de las anfetaminas, la cuyo trabajo es suprimir el apetito.
Por lo tanto, es mejor confiar en las manos de un experto herbolario, capaz de asesorarlo sobre el producto más adecuado y sobre cómo tomarlo. De hecho, las tabletas adelgazantes deben tomarse con una gran cantidad de agua. De hecho, muchos productos contienen mucílagos que, en contacto con el agua, dan lugar a una especie de gel que se forma a nivel gástrico, garantizando una sensación de saciedad.
Se puede encontrar un posible efecto secundario en la hinchazón a nivel del estómago, hinchazón que puede limitarse tomando productos a base de anís estrellado e hinojo. Estos últimos son capaces de limitar el gas intestinal que se forma debido a la fermentación.
En medicina herbaria, el panorama sobre los suplementos es vasto. De hecho, encontramos suplementos de fibra dietética como los que acabamos de mencionar, que también pueden reducir la absorción de carbohidratos y grasas, gracias a la acción ejercida a nivel intestinal. Entre estos encontramos salvado, semillas de psyllium, glucamane y guar.
El cacao, el café, el guaraná, el té negro y el té verde, así como los extractos de naranja amarga, pertenecen a la familia termogénica, cuya tarea es promover la pérdida de peso aumentando el metabolismo.
Incluso las algas pueden ser muy útiles en la lucha contra libras innecesarias. Estos últimos son ricos en sales minerales como el yodo, capaces de promover la actividad metabólica y activar un efecto anoréxico. Entre las algas más comunes adecuadas para este propósito están las algas pardas, algas de algas marinas y finalmente laminaria. Este último es considerado el alga marina por excelencia, capaz de promover y estimular la energía vital del cuerpo, así como de reducir la retención de agua en la base de las imperfecciones de la celulitis.
Finalmente, en el caso de las algas, será posible combinarlas con sabrosos platos y cocinarlas como guarnición. ¡Definitivamente bajo en calorías pero sobre todo saludable!