Muebles de jardin

Macetas de pvc


Macetas de pvc


Las macetas están destinadas a embellecer y enriquecer el contexto en el que se utilizan. Ya sea para crear espacios verdes en un contexto urbano o para darle una nueva apariencia al jardín, el uso de cajas de flores es esencial y muy práctico, ya que mover flores y plantas subterráneas requiere menos tiempo y esfuerzo. Las macetas en general están hechas de madera, pero en los últimos años las macetas de PVC están encontrando un amplio mercado.

Porque PVC



La madera es un material fácilmente trabajable que, sin embargo, tiene desventajas considerables. Está sujeto a un desgaste rápido y, por lo tanto, requiere un mantenimiento constante. Al no ser un material impermeable, tiende a pudrirse y deteriorarse inexorablemente. Para mantener las macetas de madera en buen estado, es necesario dedicar tiempo periódicamente a lijar las piezas desgastadas, pasar las impregnadas en toda la maceta y luego dar las manos con pintura. Puede optar por confiar este trabajo a un jardinero apoyando los costos relacionados. El PVC es un material termoplástico muy resistente, completamente impermeable, de larga duración y con un costo decididamente bajo. Las macetas de PVC no se deterioran con el tiempo, no se deforman, no se alteran y no requieren mantenimiento.

Características



Las macetas de PVC están hechas con un grosor tal que la pared externa y la pared interna nunca entran en contacto entre sí. Esto significa que el suelo dentro de la maceta permanece bastante aislado y no sufre sobrecalentamiento por los rayos del sol. En las raíces de las plantas y las flores se garantiza la temperatura y la humedad correctas. La parte inferior de la sembradora está soportada por una lámina de acero galvanizado con recubrimiento de polvo que también se puede integrar directamente en la estructura de PVC. El fondo tiene agujeros de drenaje para evitar el estancamiento del agua.

Beneficios


Las macetas de PVC resisten la salinidad, el smog, son prácticas de limpiar y resistentes a hongos y moho. Al ser resistente a los agentes atmosféricos, no es necesario protegerlos durante los meses más fríos o demasiado calurosos. La creación de cajas de flores de PVC se lleva a cabo con la máxima atención al detalle, por lo que a menudo son indistinguibles de las de madera. Se pueden hacer con pequeñas vetas que son muy similares a las que se encuentran en la madera. Además de los distintos tonos de color de madera, hay disponibles modelos en verde, blanco o marrón oscuro. Debe enfatizarse que el PVC es un material ignífugo y autoextinguible, por lo que puede usarse tanto para muebles de exterior como de interior. Es un material 100% reciclable ya que es posible fundirlo repetidamente sin perder sus cualidades principales. Las macetas de PVC se pueden suministrar ya ensambladas mediante un proceso de termofusión realizado en las esquinas. De esta manera, es posible obtener una base diseñada para ser colocada en un espacio específico o enterrada en el jardín. Existen modelos que permiten al usuario final ajustar las macetas a medida con uniones simples. La operación de ensamblaje es decididamente elemental y fácil de lograr incluso para los más inexpertos. No subestimes la ligereza del material que te permite mover fácilmente las macetas sin la necesidad de extraer las plantas.

Elige y compra



Las macetas de PVC deben elegirse teniendo en cuenta el tipo de plantas o flores que albergarán. Si se usan maceteros para las plantas, será aconsejable elegir tamaños bastante grandes para permitir que la planta crezca y evitar tener que cambiar los maceteros con el tiempo. También debemos considerar la ubicación a la que están destinados los plantadores. Existen varios modelos en el mercado que difieren en altura, longitud y forma. La elección debe hacerse teniendo en cuenta el contexto general. Si las macetas son el único elemento incluido en el escenario, será necesario evaluar la forma y asegurarse de que el color no entre en conflicto con los muebles. Las compras se pueden hacer en viveros, mayoristas que tratan objetos de jardín o en tiendas de flores. Vaya a un lugar que le permita tener una buena variedad a su disposición. Para que la compra sea más adecuada a sus necesidades, adquirió información en Internet. Una vez que haya obtenido la información variada, vaya a la tienda y use la ayuda de los vendedores. Si busca maceteros particulares o únicos, tendrá que navegar por las revistas del sector. En este caso, es recomendable ponerse en contacto directamente con el fabricante para obtener más información sobre el modelo que elija. El precio de las macetas de PVC está determinado no tanto por el costo del material anterior sino por la mano de obra y el diseño. El precio del PVC es de hecho muy bajo y un modelo básico de macetas puede costar unas pocas decenas de euros. Si, por otro lado, se está moviendo hacia piezas únicas o hechas a medida, el precio aumenta considerablemente.