También

Remedios naturales para la tos


Remedios naturales para la tos


La tos es una de las dolencias estacionales más molestas. Saber reconocer los síntomas le permite tratarlo primero y de manera efectiva, especialmente gracias a los remedios naturales y homeopáticos.

Tipos de tos, cómo reconocerlos para curarlos mejor



La tos es un problema que afecta la garganta y el tracto respiratorio y puede causar molestias e irritación. Cuando hay flema en las vías respiratorias, se activa un mecanismo reflejo que impide que las secreciones entren en la tráquea. La tos también puede ser causada por la inhalación de sustancias extrañas y humo. Dependiendo de los estímulos que causen los reactores de la tos, habrá diferentes tipos de problemas. La tos puede ser esporádica y crónica, en el primer caso es una reacción refleja a cierta estima externa, como un cambio repentino de temperatura o alérgenos químicos, en el segundo caso puede ser el primer síntoma de un malestar general, puede ser causado por alergias. , infecciones y estrés. Dependiendo de la presencia o ausencia de flema, la tos se divide en grasa y seca. Ser capaz de reconocer la tipología permitirá encontrar también una cura más válida y efectiva. Para la tos seca, existe la necesidad de remedios calmantes para ayudar a reducir la inflamación de la garganta, remedios que tienen propiedades sedantes y calmantes. Con la tos oleosa, se necesitan productos que promuevan la expulsión de la mucosidad, ya que también pueden estar presentes infecciones respiratorias. Entre los remedios naturales estarán aquellas plantas que tienen ingredientes activos emolientes y calmantes contra la tos seca y expectorante y fluidificante contra la tos grasa.

Ayuda de la naturaleza



Existen muchos remedios naturales que pueden ayudar a aliviar las molestias de la tos al brindar beneficios reales para el cuerpo. Muchas plantas tienen propiedades beneficiosas y calmantes para la tos, como el tilo y la malva. La acción emoliente de las plantas medicinales actúa sobre las membranas mucosas inflamadas, reduciendo la inflamación y la sensación de irritación que causa tos seca cada vez que tose. Simplemente compre las partes secas de las plantas y prepare tés de hierbas y decocciones. Tomar los ingredientes activos en forma líquida es muy útil, especialmente contra la tos seca que también causa irritación y enrojecimiento en la garganta.
Los remedios homeopáticos son una verdadera cura contra las dolencias estacionales, solo reconocen los síntomas y usan los ingredientes activos más efectivos para ese problema en particular. Las hierbas homeopáticas, de hecho, actúan sobre el sistema inmunitario, fortalecen las defensas del cuerpo y también realizan una acción estimulante y beneficiosa. El tilo tiene una acción calmante muy fuerte porque los ingredientes activos que contiene protegen y fortalecen la superficie de las membranas mucosas de la garganta. Las plantas con emolientes muy utilizados son: malva, altea, liquen y pie de potro. Su acción suavizante y fluidificante ayuda a combatir la tos seca y mejorar la salud de la garganta. En cuanto a los remedios contra la tos grasa, se necesitan plantas que tengan propiedades expectorantes, lo que favorece la expulsión de la flema. Algunos tipos de plantas particularmente efectivos son: hisopo, primula y saponaria. Además de las decocciones cálidas, con plantas oficiosas, también se pueden preparar fumigaciones para facilitar aún más la liberación del tracto respiratorio. Particularmente adecuados por sus propiedades descongestionantes son la menta, la salvia y el eucalipto. Por último, no debemos olvidar mejorar la calidad del aire que respiramos en casa, mejor usar humidificadores de ambiente.

Remedios naturales para la tos: alimentos que pueden ayudar



Entre los alimentos, el más utilizado es la miel, que además de ser un excelente edulcorante totalmente natural tiene múltiples propiedades, incluido el poder calmante y calmante contra las áreas enrojecidas. Una cucharada de miel en la noche antes de acostarse, ayuda a contrarrestar la inflamación de la garganta y también reconcilia el sueño. La leche caliente también es un excelente aliado para un buen descanso en caso de molestias. Una cucharadita de miel disuelta en leche caliente es quizás uno de los remedios de abuela más conocidos y usados, y no es casualidad que la miel siempre se haya usado para tratar enfermedades y trastornos del tracto respiratorio. Los antiguos lo consideraban un verdadero antibiótico natural.
Con un sabor decididamente menos agradable es el ajo, cuyas propiedades curativas están particularmente indicadas para combatir la tos seca y el dolor de garganta. La uva también es muy efectiva para la tos aceitosa, ya que ayuda a limpiar el tracto respiratorio del moco, llevando a cabo una importante acción mucolítica. Los clavos, la canela y el orégano también se usan ampliamente en la cocina, pero poco conocidos como remedios para la tos. Los clavos que se dejan en infusión en agua caliente liberan sustancias preciosas como los polifenoles, muy adecuados para la tos y los resfriados. y ligera neuralgia, mientras que la canela, rica en aceites esenciales, tiene propiedades antisépticas y purificantes. La decocción de orégano, en cambio, ayuda a refrescar y además de aliviar la incomodidad de la tos gorda también previene la fiebre y el resfriado. La remolacha se usa poco contra la tos, de la cual se extrae un jarabe precioso rico en vitaminas y sales minerales. Si estás lejos de casa, los dulces aromáticos de miel son útiles.