Macetas


Jarrones clásicos y modernos, para interiores o exteriores, para muebles o para pequeños cultivos domésticos. Modelos, materiales, innovaciones tecnológicas e información útil para elegir bien.

Utilidad y estética.


Las macetas para plantas se encuentran entre esos objetos nacidos, al principio, para cumplir exclusivamente una función de utilidad y convertirse, con el tiempo, también en objetos de embellecimiento. El jarrón de hoy es, de hecho, una interpretación de un concepto estético y no solo el contenedor de una planta. Función, que gracias a las innovaciones tecnológicas, funciona mejor que antes.
Existe una gran variedad de productos que pueden satisfacer los gustos y necesidades de todos. Desde los jarrones concebidos como objetos de lujo para casas y apartamentos, hasta los adecuados para jardines y exteriores, desde los clásicos hasta los de estilo moderno. A estos se agregan también los jarrones de nueva generación, aquellos hechos para contener una planta y al mismo tiempo iluminar las habitaciones y aquellos que, como una especie de mini invernadero de apartamentos, son adecuados para el cultivo de un pequeño huerto metropolitano. Sin embargo, la regla es única en todos los casos: que el jarrón es funcional y hermoso al mismo tiempo, capaz de contener la mejora de los entornos.

Ollas al aire libre



Al aire libre, la tecnología y la innovación han diseñado productos cada vez más resistentes y ecológicos. El jarrón en jardines, balcones, terrazas, lugares públicos, restaurantes, avenidas o junto a la piscina a menudo, además de contener, amueblar o iluminar.
Gracias a las dimensiones, a veces incluso enormes, en las macetas de muebles de exterior puede plantar árboles o plantas de tronco grande y evitar macizos de flores que requieren más mantenimiento y trabajo de jardinería constante. La maceta, en este sentido, es el tipo de florero más famoso. La forma clásica, rectangular o cuadrada es muy espaciosa y particularmente adecuada para trepar plantas o para crear separaciones si está equipada con una parrilla trasera. De gran utilidad, porque embellecen y decoran juntas, las jardineras con banco y las angulares con parrilla con las que puedes realizar escenografías muy particulares. Los jarrones y otros recipientes, como las cestas colgantes, ideales para la caída de plantas, permiten explotar incluso los espacios más limitados con soluciones creativas. Son muy resistentes a los agentes atmosféricos, tanto en pino tratado como en acero inoxidable o PVC y, dado que contienen un jarrón de plástico doble, también pueden usarse para plantas de hidrocultivo. Los más modernos también están equipados con un sistema de reserva de agua y un indicador de nivel.
Luego están los jarrones que se iluminan. Los productos como los de la marca SLIDE, fabricados en Italia, son el resultado de estudios de iluminación altamente innovadores, están hechos de polietileno y contienen bombillas LED de bajo consumo que hacen de cada jarrón una fuente de luz muy especial, muy sugerente y menos contaminante que otros tipos. o técnicas de iluminación exterior. O los floreros de tela geotextil que permiten incluso a aquellos que solo tienen un balcón o una terraza cultivar un pequeño jardín urbano. El jarrón está hecho con un tejido ligero y resistente cuya tecnología permite una excelente circulación de aire y agua en su interior, facilitando la producción de verduras. Están equipados con un tanque de 6 litros y pueden contener hasta 100 litros de tierra. Por supuesto, hay dimensiones y formas para todas las necesidades.

Jarrones interiores



En los interiores, el jarrón se transforma en escultura y está diseñado sobre todo para captar la atención, personalizar y completar el mobiliario, enfatizando su estilo. De hecho, en muchos casos se usa para contener flores falsas estilizadas e imaginativas y, por lo tanto, para decorar una esquina de la casa o una pared. Las variaciones son infinitas para colores, formas y materiales.
Incluso en el apartamento puedes usar los jarrones con lámpara. Su estilo minimalista y su capacidad para reemplazar lámparas de pie y lámparas de noche con una luz suave, fría o cálida, lo convierten en un objeto especialmente adecuado para entornos modernos.
Luego están los jarrones contemporáneos. Cada vez más presentes en las listas de bodas, son sin duda regalos exitosos. El tamaño, el color y el diseño exclusivo con el que están diseñados pueden sorprender con elegancia y sofisticación. Blanco, negro, plata, oro y violeta son los colores paspartú. Mientras que los diseñadores de interiores prefieren los jarrones de diseño grandes o alargados debido a su capacidad de adaptarse a la arquitectura contemporánea. A menudo compuestos de dos o tres elementos de formas especulares pero de diferentes tamaños, son una parte integral e inevitable del diseño de cada habitación individual y están diseñados para organizar espacios verdes de una manera geométrica, ordenada y emocionante.
Los jarrones artísticos, en vidrio soplado o en cerámica coloreada o artesanal, hechos a mano, son ligeramente diferentes entre sí y, por lo tanto, únicos. Algunos son muy buscados debido a esta característica que también garantiza su origen y producción de acuerdo con técnicas específicas.

Materiales


Los jarrones, tanto clásicos como de nueva generación, están disponibles en una amplia gama de materiales: desde madera lacada o pintada, hasta metales como hierro, acero inoxidable y zinc, desde jarrones clásicos de terracota, piedra, toba y mármol hasta los de plástico, polietileno, pvc, geotextil, etc. El uso de materiales particularmente maleables, como este último, y las técnicas de producción, como el sistema de rotación, permiten que los jarrones tengan las formas más variadas: cónica, piramidal, en forma de tubo, de forma redonda clásica o esférica, cúbica y otros que sorprenden por sus geometrías excéntricas