Jardinería

Césped


Como curar el césped


El cuidado del césped requiere el respeto de algunas reglas simples, fundamentales para poder contar con una alfombra que siempre sea saludable y agradable de ver. En cualquier caso, es bueno recordar actuar con la máxima precaución antes de realizar cualquier tipo de intervención, ya que algunas operaciones, como el riego o el corte, pueden causar problemas si se realizan incorrectamente: el césped podría comenzar se vuelve marrón o amarillo, un signo de una infección por hongos que podría tener consecuencias dramáticas.

El césped es víctima de infecciones.



Para comprender si el césped es víctima de una de estas infecciones, es necesario saber que los parches fúngicos tienen un contorno irregular o redondeado y un diámetro entre diez y setenta centímetros de diámetro, mientras que desde el punto de vista cromático se distinguen por colores. variable, de óxido a amarillento a ceniza, dependiendo del tipo de patógeno. Sin embargo, no es necesario alarmarse, en el sentido de que cualquier césped es constantemente rico en esporas de hongos: algunos de ellos, sin embargo, no son dañinos. Las esporas de los hongos parásitos, generalmente transportados por el viento, que se activan por el rocío o por el agua de riego deben ser motivo de preocupación, y en poco tiempo atacan las plantas de las que están rodeados.

Porque tienes que preocuparte por la salud de la hierba



En resumen, el tratamiento del césped es fundamental por una razón muy simple: un manto con excelente salud no es un ambiente ideal para la germinación de esporas; Por otro lado, un manto mal tratado es un ambiente perfecto para la propagación de una infección. En el momento en que aparece la infección, por otro lado, es aconsejable preguntar cuáles fueron las acciones incorrectas realizadas, para no repetirlas en el futuro. Hay que decir que los errores más frecuentes generalmente se refieren al riego y al corte de césped: de hecho, no todos saben que cada especie de hierba necesita una altura específica para el corte, dependiendo de la capacidad de poner en práctica Funciones vitales normales.

Como cortar plantas


Por ejemplo, una planta cortada en exceso con respecto a sus necesidades se debilita y al mismo tiempo se priva del aire que necesita, y esto conduce a una germinación más fácil de las esporas. También se debe prestar atención al corte de las hojas, más aún si no está limpio, es decir con tijeras: deshilacha la superficie de la hoja y, de esta manera, favorece su exposición a la apariencia de las esporas, lo que puede aprovechar, entre el otro, de tejidos vegetales más blandos. Finalmente, un corte excesivamente frecuente termina debilitando el césped, especialmente durante períodos de sequía considerable. Debe recordarse, además, que cuando el césped aún está húmedo (por ejemplo, después de haber sido regado o llovido), favorece no solo la propagación de las esporas, sino también una germinación masiva.

Cómo regar



Por lo tanto, para el cuidado del césped, es necesario administrar el riego correctamente, preferiblemente elegir trabajar temprano en la mañana, sin exagerar con las cantidades, pero evitando limitarse demasiado. Sin embargo, es esencial recordar que un alto nivel de humedad favorece la aparición de enfermedades fúngicas: por esta razón, se debe tener cuidado para evitar el estancamiento del agua evitando un excelente drenaje del suelo. Incluso la compactación del suelo podría ser dañina: debe llevarse a cabo utilizando un núcleo y ventilación adecuados, solo en los meses de primavera y otoño.

Atención a la formación del fieltro.


Otra sugerencia es la de practicar la sfeltrature energética, ya que la formación del fieltro impide un buen crecimiento del césped, que representa al mismo tiempo una fuente de esporas peligrosas. Dicho esto, el pH de la tierra debe tener un valor de aproximadamente 6, para perjudicar a casi todos los hongos, quien cuide el césped también debe actuar de tal manera que evite las abundantes fertilizaciones nitrogenadas en períodos distintos de la primavera: El efecto de hacer la hoja más turgente.

Si aparece la infestación


En el caso de que aparezca una infestación a pesar de haber tomado todas las precauciones indicadas hasta ahora, la única solución posible es usar un fungicida. Por lo tanto, es necesario poder identificar cuál es la especie de hongo que llevó a cabo el ataque, de manera que se identifique un fungicida específico: si esto no es posible, será necesario usar un producto antifúngico con un amplio espectro de acción, que elimina cualquier tipo de hongo patógeno. Un programa de tratamientos preventivos, que incluye el uso de medicamentos anticriptogámicos de amplio espectro, puede ser útil para evitar problemas: será suficiente para ponerlo en práctica una vez al mes a partir de la primavera. Naturalmente, cada tratamiento debe llevarse a cabo con la máxima atención a las dosis especificadas, distribuyendo el producto a través del sistema de riego y utilizando la bomba de hombro especial, para garantizar una difusión uniforme. Debe recordarse que los fungicidas no son productos muy tóxicos, pero esto no significa que no se deben respetar las precauciones comunes, como usarlos en días ventosos, en presencia de animales o niños, sin máscara protectora o guantes.