Jardinería

Curso de poda


Premisa


La poda es un aspecto de la jardinería que solo se puede ignorar por un corto tiempo.
El propósito de este curso es proporcionar las técnicas básicas que infundirán la confianza para recoger las tijeras y comenzar a cortar.
Es importante investigar el aspecto de la poda basada en el apoyo de las tendencias naturales de las plantas. Los conceptos expresados ​​son válidos para la poda relacionada con la jardinería y el pasatiempo del cultivo de frutas y verduras.
Dado que en la naturaleza no existe una poda voluntaria, sino solo una involuntaria basada en eventos naturales, como el viento que puede romper ramas o animales que pueden alimentarse de brotes.

Así? ¿Cuál es la verdadera razón por la cual las plantas necesitan ser podadas?


A la luz de lo anterior, las plantas se podan en función de tres objetivos:
1. Dale a la planta la forma deseada
2. Contiene las dimensiones
3. Mejorar y aumentar la producción de frutas o flores.

Hay varios tipos de poda; resumimos los principales



- poda de producción: cuando el propósito es estimular a la planta para que produzca la mayor cantidad de flores o frutos. En algunos casos, cualitativamente hablando, el objetivo es mejorar el tamaño del fruto;
- poda de reproducción: cuando el objetivo final es dar una forma particular a la planta;
- poda de contención: el objetivo es contener el tamaño de la planta;
- poda: cuando la única acción necesaria es la simple limpieza de las ramas más pequeñas;
- rejuvenecimiento: cuando queremos eliminar casi por completo todas las ramas viejas de la planta, permitiendo el renacimiento general de las ramas;
- mantenimiento: es la poda que se realiza principalmente en algunos arbustos de setos para mantener siempre la misma forma.
El sistema que se explicará en este curso es simple, con pocas reglas y fácil de entender, adecuado para el jardinero aficionado y el agricultor familiar.
Le daremos a la planta una forma regular y lo más natural posible, sin obstruir ni limitar la savia que fluye dentro de las ramas, facilitando la circulación del aire y la penetración de la luz en el follaje.
Antes de comenzar cualquier trabajo de poda, es bueno entender qué objetivo desea alcanzar.
Es necesario tener un equipo adecuado disponible para no dañar las plantas, ya que en algunos casos es importante que los cortes sean limpios y precisos; Un buen equipo también permite una realización fácil y rápida de la práctica.
Recuerde que podar una planta podría significar dañarla y retrasar su desarrollo.

Técnica de poda



Analizaremos un sistema natural que indica la eliminación de ramas completas, evitando el corte en media rama. El corte debe hacerse en el punto donde hay una bifurcación, será limpio y paralelo a la superficie de la rama restante. Los tocones que podrían causar problemas a la planta y su desarrollo deben evitarse de la manera más absoluta.
Comenzaremos a quitar las ramas de acuerdo con la siguiente escalera:
1. ramas secas o rotas;
2. las ramas que crecen orientadas hacia el interior de la planta;
3. los brotes verticales internos;
4. las ramas que se cruzan o continúan paralelas al mismo destino.
Será importante mantener la simetría del follaje bajo control, para no tener desequilibrios que puedan arruinar la planta.
Otra noción importante es la del corte de retorno, utilizable en el caso en que se desee favorecer el crecimiento de una rama más corta a expensas de una más larga.
Corte la rama que desea acortar al nivel de la rama inferior, para que la reemplace en su función apical.
El descrito anteriormente es un excelente sistema que no interrumpe el flujo regular de la savia, evitando la emisión de recuerdos en el área de corte, disminuyendo las intervenciones de poda en los años siguientes.
Este sistema es adaptable a todas las plantas frutales y muchos de los arbustos o árboles ornamentales.

El corte



Para lograr una excelente poda, el corte que se realiza es muy importante.
Se deben usar tijeras de podar, sierras o podadoras.
La característica más importante es que el corte debe estar limpio, sin manchas y dejar superficies lisas y compactas. Las herramientas utilizadas deben ser precisas y siempre bien afiladas, los cortes poco claros o con una superficie rugosa permiten el establecimiento de microorganismos, que pueden penetrar dentro del tronco, creando daños graves y a veces irreparables a la planta.
Para mayor seguridad, se recomienda desinfectar las superficies resultantes del corte aplicando sulfato de cobre al 5% o usando tintura de propóleo y cubrirlas con corteza sintética. Hay productos en el mercado que desinfectan y sellan el corte con una sola operación, ya que contienen productos antimicóticos.
Las cortezas sintéticas deben aplicarse con un pincel; Se pueden aplicar sobre las heridas naturales de la planta, preservando el ataque de las bacterias y cortando la poda.

Características de floración y fructificación de las plantas.


La gran familia de plantas que florece en la rama del año, como enredaderas, rosas, glicinias, moras e hibiscos,
tienen una poda que debe realizarse en dos fases distintas. En la primera fase, el exceso de ramas se elimina como se informó en el párrafo anterior, mientras que en la segunda fase las ramas emitidas en el año anterior se acortan, cortándolas sobre un brote hacia afuera.
El corte nunca se ve demasiado cerca de los brotes, siempre dejando 3-4 mm de rama por encima del brote.

Curso de poda: herramientas de poda


En este último párrafo, pero de importancia primordial, evaluaremos cuáles son los equipos más adecuados para la poda. Es aconsejable comprar siempre equipos de marcas conocidas para tener repuestos en el futuro y garantizar la seguridad de la calidad de los cortes y el trabajo realizado.
Las principales herramientas utilizadas para la poda son:
- los loppers
- cizallas manuales
- la sierra curva
- tijeras de podar
- la sierra para metales
- el soporte de remolque
- tijeras con mango telescópico
- guantes
Finalmente, recuerde usar corteza sintética o masilla para colocar sobre el corte con un cepillo o una espátula