También

El uso de ajo con hepatitis B: todos los pros y los contras

El uso de ajo con hepatitis B: todos los pros y los contras


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El embarazo es un período crucial para toda futura madre. Pero incluso después de reunirse con el bebé, una mujer no debe olvidarse de ella. Para proporcionarle al niño leche de alta calidad, es necesario revisar toda la dieta para que el niño reciba todas las vitaminas y minerales necesarios para garantizar un desarrollo adecuado y completo.

Durante la lactancia (en adelante HS), muchos productos están prohibidos o se debe minimizar su uso, ya que provocan reacciones alérgicas, distensión abdominal y cólicos en los bebés. Entonces surge la pregunta, ¿es posible comer ajo mientras se alimenta a un recién nacido y continuar GW?

¿Por qué surge esta pregunta?

¿El ajo es para una madre lactante? El uso de ajo durante el período GV ​​está envuelto en mitos:

  • los aceites esenciales vegetales, que entran en la leche, le dan un olor desagradable;
  • el sabor de la leche cambia;
  • posible manifestación de reacciones alérgicas;
  • el ajo puede causar cólicos en un bebé.

Referencia. La leche se forma a partir de linfa y sangre.

La aparición de leche en las mujeres depende de muchos procesos en su cuerpo:

  1. actividad física;
  2. dieta;
  3. cambios en los niveles hormonales;
  4. cambios de humor.

Los estudios realizados han demostrado claramente que durante el día todos los indicadores están en constante dinámica. Por lo tanto, el recién nacido se acostumbra rápidamente a pequeñas fluctuaciones en el sabor de la leche materna.

¿Qué hay en el producto?

La composición de la verdura es extremadamente rica en macro y microelementos. Es de gran ayuda.

Contiene:

  • celulosa;
  • compuestos nitrogenados;
  • proteína;
  • potasio;
  • sodio;
  • ácido sulfurico;
  • calcio;
  • alicina;
  • compuestos de azufre;
  • fitoncidas;
  • vitamina C;
  • fitostreínas;
  • vitaminas del grupo B;
  • aceites esenciales;
  • bioflavonoides;
  • antioxidantes.

Las propiedades más famosas de esta especia:

  1. antiinflamatorio;
  2. antiparasitario;
  3. antimicrobiano.

¿Cómo afecta el comer una verdura al sabor de la leche?

La alicina es una sustancia que le da un toque picante a una verdura. Al entrar en el cuerpo de una madre lactante, también satura la leche. pero Para que la leche se vuelva amarga, es necesario comer mucho ajo.

¡Atención! El consumo excesivo de verduras por parte de la madre puede provocar flatulencias en el bebé.

Pero muchos otros alimentos también provocan cólicos. Lo principal para recordar es todo con moderación.

¿Es posible comer con HS?

Los pediatras experimentados son unánimes en la opinión de que es posible y necesario comer una verdura picante al alimentar a un recién nacido.

Entonces, ¿pueden las madres comer ajo mientras alimentan a un recién nacido? El bebé no notará los cambios si la madre no se negó a sí misma un diente de ajo durante el embarazo. para el almuerzo o la cena. Dado que durante el período de crecimiento intrauterino, el feto ya conoce el aroma y el sabor del ajo (aquí hablamos sobre las características del uso del ajo por parte de las mujeres embarazadas). Los estudios realizados en la década de 1990 demostraron que las sustancias que se encuentran en las verduras incluso aumentan el apetito de los niños. Las madres lactantes se dividieron en dos grupos. Algunos tomaron las pastillas de extracto de ajo, otros no. Una semana después, se observó que los niños cuyas madres tomaron las píldoras son más activos durante la lactancia y tienen un mayor apetito.

Los miembros del Consejo Internacional de Asesores en Lactancia Materna han probado experimentalmente que es durante este período cuando se puede inculcar al bebé el interés por una variedad de gustos. No tenga miedo de la experimentación inteligente.

¿Importa la edad del niño?

Al comienzo de la vida, el sistema de digestión de alimentos del recién nacido todavía es demasiado débil e imperfecto. Y la tarea de la nodriza es proporcionarle al niño una comida decente.

Cualquier producto debe introducirse en la dieta por etapas. Esto es especialmente cierto para las verduras y frutas frescas, los alimentos ácidos y amargos. Hasta los 3 meses, es mejor no comer tales productos en absoluto. Esto también se aplica al ajo. Para el cuarto mes de vida, la digestión del recién nacido se estabiliza y mejora. Puede intentar agregar un tercio de un clavo por día a la dieta de su madre después de 4 meses.... Primero, el ajo se trata térmicamente y luego se come en su forma pura. Durante todo este período, es necesario controlar el comportamiento y la condición del niño. Si todo salió bien, la cantidad de verdura aumenta a un diente.

Encontrará más información sobre la edad a la que puede dar ajo a los niños en un material aparte.

Efectos sobre la lactancia y el organismo

Alergia

¡Importante! Esta verdura no está incluida en el llamado ocho dorado de los alimentos alergénicos.

Pero cada niño es diferente. Por lo tanto, vale la pena introducir la verdura de forma gradual y con precaución para no provocar una reacción alérgica.

Calidad de la lactancia

Existe la opinión de que el consumo de ajo durante la hepatitis B influye en la cantidad de leche. Se reduce la lactancia. Durante algún tiempo esta conclusión errónea se aplicó en la práctica cuando se decidió destetar al bebé. Pero los experimentos han demostrado que una pequeña cantidad de ajo, por el contrario, aumenta el apetito. El bebé come más activamente, lo que significa que llega más leche.

Sabor a leche

Los científicos han confirmado que el ajo realmente puede agregar amargura al sabor de la leche... Pero para esto necesitas comerlo en kilogramos. Comer una verdura con moderación no tendrá un efecto fuerte. Y los niños que están familiarizados con el ajo mientras aún están en el útero no notarán ningún cambio en el sabor de la leche materna.

La aparición de flatulencias.

Todos los productos deben administrarse con cuidado. El sistema de digestión de alimentos imperfecto del bebé responde instantáneamente a los nuevos nutrientes. Se cree que el ajo provoca cólicos en los recién nacidos. Pero el mito se ha disipado hace mucho tiempo. Ya que todos los alimentos consumidos por la madre en grandes cantidades e introducidos incorrectamente en la dieta pueden provocar cólicos en el bebé. Es necesario recordar constantemente la medida.

¿Qué dosis se permite usar?

Los expertos en lactancia insisten en que el ajo debe introducirse comenzando por su consumo después del tratamiento térmico. Aunque el ajo perderá algunas de sus propiedades, no dañará al bebé.

Si el niño reaccionó con calma al nuevo producto, puede intentar comer ajo fresco. Para empezar, tome solo un tercio de un diente pequeño. Nuevamente, observe la reacción del cuerpo del niño. Si todo va bien, puede seguir comiendo dientes de ajo al día. Es bueno tanto para la mamá como para el bebé.

Contraindicaciones

En algunos casos, comer esta verdura durante la lactancia y la lactancia está estrictamente contraindicado.

Es importante que toda madre que amamanta sepa toda su lista:

  1. El ajo es conocido por sus propiedades anticoagulantes. Por lo tanto, una mujer que está siendo tratada con medicamentos con el mismo efecto debe rechazar la verdura.
  2. El ajo contiene mucha azúcar. Por lo tanto, si a una madre o un bebé se le diagnostica diabetes o hipoglucemia, este producto no debe consumirse en absoluto.

Si se detecta la más mínima erupción alérgica, el ajo debe eliminarse de la dieta., y al menos durante un mes y medio.

¡Atención! Está estrictamente prohibido dar ajo en forma pura a un bebé. Una pequeña gota de jugo de vegetales puede quemar la delicada membrana mucosa de un recién nacido.

Además, el ajo fresco sin duda provocará indigestión en el bebé.

El ajo puede e incluso ser útil para las madres lactantes. Pero todo es útil con moderación. Vale la pena tomar precauciones y negarse a consumir ajo si existe el menor signo de contraindicaciones. En otros casos, las madres lactantes pueden consumir ajo y esto no puede dañar ni a la mujer ni a su hijo.


Ver el vídeo: Para Que Sirve el Ajo - 8 Beneficios y Propriedades Curativas del Ajo (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Simen

    Se recibirá cualquier tráfico extraño.

  2. Vaiveahtoish

    En mi opinión, estás equivocado. Puedo defender mi posición.

  3. Hayes

    Absolutamente de acuerdo contigo. En él, algo es también para mí, parece que es un pensamiento excelente. Completamente contigo, estaré de acuerdo.



Escribe un mensaje